Jealsa se convierte en nuevo miembro de IPNLF.

El Grupo Jealsa Rianxeira de Galicia se ha convertido en el último miembro de la International Pole & Line Foundation (IPNLF), la asociación sin fines de lucro comprometida a desarrollar y apoyar las cadenas de suministro y las pesquerías responsables en las que los atunes se capturan de a uno por vez.

La empresa familiar española Jealsa fue fundada en 1958, y se especializa en la fabricación y comercialización de pescados y mariscos enlatados. En la actualidad, el grupo con sede en Boiro comprende 26 empresas con cuatro áreas de actividad clave: alimentación, pesca y servicios, medio ambiente y energía. Emplea a unos 4.000 trabajadores.

Las marcas de productos del mar enlatados del grupo incluyen Rianxeira, Escurís, MareAperto y Robinson Crusoe. Además, suministra productos para el minorista Mercadona bajo la marca Hacendado y también opera buques atuneros en el Atlántico.

Jealsa se abastece de atún capturado en todo el mundo con múltiples tipos de artes de pesca. Con respecto a sus productos de la pesca con caña y línea, el océano Atlántico es el origen de principal, pero también se abastece de atún de los océanos Índico y Pacífico. Su especie principal es el bonito, seguido del atún blanco.

“En Jealsa, estamos comprometidos con la sostenibilidad a largo plazo, no solo de la pesca sino también de las comunidades pesqueras. Las alianzas con socios como IPNLF son esenciales para nosotros, porque podemos trabajar juntos para mejorar la gestión de las pesquerías”, dijo Ángeles Claro, directora de Sustentabilidad en Jealsa.

El grupo demuestra aún más su compromiso con la sostenibilidad de los recursos a través de la creación de una industria de economía circular dentro de la organización, que valora los subproductos generados por sus actividades.

Martin Purves, director general de IPNLF, manifestó su satisfacción por la incorporación de un nuevo socio español. En su opinión, el hecho de que un grupo de este tamaño e influencia trabaje con la organización es una indicación muy alentadora del mayor compromiso del mercado europeo.

“En una era de pesca industrial a gran escala, es esencial que las pesquerías de pequeña escala obtengan el mayor apoyo posible para que tengan la oportunidad de prosperar en las cadenas de suministro actuales y futuras. Por lo tanto, es la esperanza de nuestra creciente membresía que muchas más empresas se comprometan de manera similar con el atún sostenible capturado de a uno”, señaló Purves.

Fuente: FIS