La apuesta de Jealsa por la economía circular y la revalorización de los productos.

Cuidar el mar, los océanos y sus recursos es primordial para una empresa como Jealsa.

La millonaria idea de una planta en Escuintla que convertirá residuos en harina de pescado

La empresa Rianxeira —que exporta lomos y concentrados de atún—, en Escuintla, diseñó una nueva unidad de negocio para procesar harina de pescado en su planta.

El proyecto cuenta con avances, sobre todo en la recolección de la materia prima, y podría estar en operación en agosto próximo, confirmaron directivos de la firma y autoridades del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga).

La inversión asciende a US$2 millones, y tiene dos fines: uno comercial y el otro ambiental, subrayó a Prensa Libre Guillermo Rodríguez Mahuad, director gerente de la referida firma, que opera en el kilómetro 97, autopista a Puerto Quetzal, Escuintla.

El ejecutivo explicó que para procesar la harina se utilizarán los desperdicios del pescado, además de los que se producen en la planta atunera. Afirmó que uno de los objetivos es evitar la contaminación en el canal de Chiquimulilla, Santa Rosa, y en los puertos de Iztapa y San José, Escuintla, ya que los desperdicios del pescado son lanzados al agua.

Carlos Marín, titular de la Dirección de la Normatividad de la Pesca y Acuicultura (Dipesca) del Maga, afirmó que le están brindando atención al proyecto y que uno de los beneficiados será el ambiente. “Es una planta que promete generar dinero extra a los pescadores, así como un manejo de los desechos”, afirmó el técnico. El seguimiento actual es calcular los volúmenes de producción para que el negocio sea rentable y poder manufacturar, añadieron los consultados.

Innovación

Marín explicó que, en Guatemala, no se cuenta con datos sobre la generación de desechos que se producen por la pesca, y se recopila información con los diversos grupos de pescadores artesanales en el área del canal de Chiquimulilla, Iztapa y Puerto San José.

En los lugares donde se procesa el pescado se produce un alto volumen de desperdicios. Afirmó que no hay un reporte contable de los desechos, y ahora se está abriendo una nueva línea de trabajo, con esa planta.

La materia prima para la elaboración de harina será la cabeza del pescado, el esqueleto, las espinas, la parte ósea y las vísceras, que se aprovecharán. Se incluyen también aquellos pescados que no tienen un valor comercial y que son capturados, pero habrá estricto protocolo de manejo.

Rodríguez Mahuad dijo que con esas especies se quiere evitar la depredación; por lo tanto, habrá un manejo adecuado y sostenible en la adquisición de esos pescados.

Más empleo

El ejecutivo confirmó que ya tuvo acercamiento con un grupo de pescadores artesanales, pero la idea es recolectar todos los desechos que se producen en la costa del Pacífico y que para los próximos días se sostendrá otro encuentro.

Los cálculos preliminares indican que se producen unos 90 quintales diarios de desperdicios, pero el indicador puede ser mayor. El plan incluye instalar los primeros 10 centros de acopio de residuos en Iztapa y Puerto San José.

El titular de Dipesca dijo que una vez sea conocido el proyecto y los pescadores conozcan sobre el ingreso adicional, podría aumentar la recolección. Agregó que las vísceras de pescado también pueden ser utilizado como fertilizante.

Costos bajarán

Aunque en el país se produce harina de pescado a menor escala, la idea es incrementar el volumen del producto, dijo Guillermo Rodríguez, ejecutivo de Rianxeira. Explicó que el producto se utilizará para concentrado de animales, para los criaderos de camarón, tilapia y para ganado bovino, con un alto porcentaje de proteína.

Recordó que una tonelada métrica de harina de pescado de Perú puesta en Guatemala es de US$1 mil 500, mientras que la procesada por ellos es de US$700. Perú es el principal productor de harina de pescado en el mundo.

El financiamiento para la instalación de planta será local, por medio de la entidad InterBanco, para la compra de los equipos y maquinaria. La operación generará 10 puestos directos de empleo en el manejo del equipo, más los que se puedan generar en la recolección y traslado (logística) de la materia prima. En la actualidad se gestionan centros de acopio.

Source: Prensa Libre