Jealsa cerró 2016 con 537 nuevos empleos en España.

El grupo conservero elevó su facturación a los 576 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual superior al 8%, e invirtió 78 millones.

Vista aérea de las instalaciones de Jealsa en O Bodión, en la localidad coruñesa de Boiro.

El grupo conservero cerró 2016 con un buen balance tanto en ventas como en inversión y empleo. La compañía con sede en la localidad coruñesa de Boiro creó 537 puestos de empleo durante el año pasado en España, la gran mayoría de ellos para la comunidad gallega. De este modo su plantilla en el país se elevó a las 3.440 personas, frente a las 2.903 que contabilizó en 2015 (un 18,4% más). En el mundo –está implantado directamente en Chile, Brasil, Portugal, Italia o Guatemala–tiene 4.300 trabajadores.

En términos de producción y ventas la evolución ha sido igualmente buena, porque en millones de unidades de atún –la especie más representativa– pasó de 808 a 860 (un 8% más) y en facturación, de los 531 millones de euros de 2015 a los 576 (un 8,4% de incremento) solamente de su actividad conservera y transformadora.

Desde la compañía explican que solo en el último cuatrimestre del año pasado, las ventas de conservas registraron un incremento del 20% y que atribuyen sobre todo a operaciones en el mercado internacional. De hecho, detalla que en Brasil el crecimiento ha sido del 66%. “El enorme trabajo que está haciendo nuestro equipo allí aumenta mercado y ventas”, explican. Otra de las divisiones que porcentualmente más crecen (42%) es la de Valora, que es la biotecnológica especializada en el aprovechamiento y valorización de los by-products (subproductos) generados en su proceso industrial.

En Italia, con Mare Aperto, crece un 30% y otro tanto lo hizo en la comida para mascotas que comercializa sobre todo en el mercado internacional. Dentro de la Unión Europea sus exportaciones se incrementaron un 15%.

En España, Mercadona es el principal cliente de Jealsa, que fabrica las conservas de pescado y marisco que el grupo de Juan Roig comercializa con la marca Hacendado.

La compañía presidida por Jesús Alonso Escurís mantuvo también un elevado ritmo inversor durante el año recién acabado que cifra en los 78 millones de euros. y que se destinaron a mejoras tecnológicas, logística o robotización. “Todas las inversiones han tenido que ver con nuestra apuesta por la fábrica 4.0 y por seguir mantenimiento unas instalaciones que hoy son las más modernas del mundo conservero”, afirma un portavoz de la compañía.

Consulta el artículo completo en formato PDF: 537 new jobs.

Source: Expansión